EGAN BERNAL, EL RELEVO DEL CICLISMO

0
62
sigue el camino de los grandes
  TOMADO DEL DIARIO EL ESPECTADOR – 28-08-2017 Está escrito que Egan Bernal será una gran estrella del ciclismo. De hecho, ya lo es. Y no porque lo digan sus padres, Germán y Flor, su primer entrenador Pablo Rodríguez, su mentor y patrocinador Pablo Mazuera o Gianni Savio, el hombre que lo llevó a Europa, sino porque este domingo se graduó como figura al ganar el Tour de L’Avenir, la carrera más importante del mundo para menores de 23 años.   Ahora su nombre está escrito al lado del de los campeones de la talla de Felice Gimondi, Joop Zoetemelk, Gianbattista Baronchelli, Sergei Sujoruchenkov, Pascal Simon, Greg Lemond, Olag Ludwig, Chaly Mottet, Miguel Induraín, Marc Madiot, Laurent Fignon y más recientemente Bauke Mollema, Nairo Quintana, Esteban Chaves, Warren Barguil, Miguel Ángel López, entre otros.   Como si fuera poco, el equipo Sky, el mejor del mundo en la actualidad, anunció su contratación, que estaba acordada desde hace casi un año. Los dirigentes de la escuadra británica le han hecho un riguroso seguimiento y ven en él al sucesor de Chris Froome, a pesar de que el colombiano todavía tiene mucho camino por recorrer. Egan Arley Bernal Gómez nació en Bogotá el 13 de enero de 1997, aunque se considera de Zipaquirá, pues ha vivido siempre en esa población cundinamarquesa. Fue allí en donde aprendió a montar en bicicleta, una pasión que heredó de su papá, pedalista aficionado. Su primera carrera la ganó a los ocho años de edad. Y el premio que recibió marcaría su futuro: un uniforme de ciclista y la inscripción por un año en una escuela deportiva. Poco después ya era conocido en el ámbito del ciclomontañismo, en el que incursionó de la mano del técnico Pablo Rodríguez, quien le enseñó todos los secretos de esa disciplina. Luego conoció a Pablo Mazuera, un gomoso de las bicicletas, quien lo apoyó a través de la Fundación Mezuena. “Eran varios muchachos, pero los más destacados eran Egan y Brandon Rivera. Duré cerca de seis años acompañándolos en todo su proceso, incluso fueron medallistas internacionales”, recuerda Mazuera, artífice del subtítulo mundial de Bernal en Noruega. Egan, un muchacho humilde, tranquilo y generalmente callado, es también muy astuto e inteligente. Pronto entendió que el futuro estaba en el ciclismo de ruta y comenzó a buscar alternativas, sin dejar de lado el estudio, pues se graduó como bachiller y hasta se ganó una beca para estudiar en la Universidad de La Sabana. Pero hoy en día el ciclismo es una profesión que exige dedicación total, sobre todo a un joven disciplinado que entiende los sacrificios que debe hacer para triunfar. En 2014, en una Vuelta al Futuro, inició formalmente su proceso en las carreteras. “Hasta que llegamos a ese punto en el que era quedarse en Colombia con nosotros ganando un millón de pesos o buscar algo fuera del país. Por eso se tomó la decisión, que fue pasar definitivamente a la ruta”, explica Mazuera.   Apareció entonces Gianni Savio, el mánager del equipo italiano Androni Giocattolli, quien desde hace casi 30 años ha estado muy ligado al ciclismo colombiano. “Lo vi ganar una carrera en Il Giro delle Fiandre y supe que debía ficharlo. He tenido muchos ciclistas de talento, unos han triunfado, otros no tanto, pero este chico es especial, realmente diferente”, asegura Savio, quien durante tres años lo supo llevar a los títulos de los Toures de Bihor y Sibiu, en Rumania, y el Tour de Saboya, en Francia. Este año fue campeón de los jóvenes en el Tour de los Alpes y la Semana Coppi e Bartali. Además terminó segundo en la general del Tour del Apenino. “Egan ya no es futuro del ciclismo colombiano, es el presente”, explicó hace poco Savio, justo cuando se le preguntó sobre la negociación con el Sky. “Nosotros tenemos un equipo ideal para que Egan se desarrolle y se acomode a Europa, aprenda a correr profesionalmente, pero seguramente dará el salto, porque está para cosas más grandes”. Ahora, con el uniforme de la selección colombiana Sub-23, apoyada por Manzana Postobón y Avianca, completó una actuación histórica en el Tour de L’Avenir, El viernes se impuso en la etapa reina y asumió el liderato. El sábado, a lo campeón, manejó el ritmo en el ascenso final y atacó en el último kilómetro para quedarse con una nueva victoria. Controló a sus rivales y confirmó la corona, la sexta de un colombiano en esa prueba, tras las que lograron Alfonso Flórez Ortiz en 1980, Martín Ramírez en 1985, Nairo Quintana en 2010, Esteban Chaves en 2011 y Miguel Ángel López en 2014. “Estoy muy orgulloso de esta actuación, de mi trabajo y el de mi equipo, que me ayudó mucho. Es el mayor logro de mi carrera, pero sé que apenas estoy comenzando y que hay mucho camino por recorrer. Debo tener los pies sobre la tierra y seguir trabajando con humildad, disciplina y dedicación”, aseguró el colombiano, quien emocionado admitió que “desde niño soñaba con participar en estas grandes carreras, mientras las veía por televisión con mi papá, ahora todo ese se está haciendo realidad”. Con el aval del jefe de filas A partir de ahora, Bernal tendrá que ratificar todo lo bueno que se dice de él. Hasta Chris Froome, el mejor ciclista del mundo en los últimos años, celebró su llegada al equipo Sky, con el que estará durante las próximas cinco temporadas   “No conozco bien a Egan, pero sé que es un chico muy fuerte para el futuro. Estamos orgullosos de su triunfo y seguros de que nos dará muchas satisfacciones”, dijo el británico después de ganar la novena etapa de la Vuelta a España y consolidarse en el liderato. Quienes conocen bien a Bernal, el cuarto colombiano en el Sky, después de Rigoberto Urán y los primos Sergio Luis y Sebastián Henao, aseguran que “es un muchacho de 20 años, pero con gran madurez. No se come el cuento, es tranquilo y siempre piensa con cabeza fría. No se mete presión, aunque lucha al máximo para lograr sus objetivos”. De ahora en adelante los ojos del mundo del ciclismo estarán puestos en Egan, “El Relevo”, el llamado a ser el sucesor de Froome en el Sky y de Nairo Quintana en Colombia.

No hay comentarios

Dejar respuesta