MARIANA, REINA DE OROS

0
291

Es la más laureada en la historia deportiva de Colombia

ACORD –JAIRO GIRALDO JIMÉNEZ

No pudo ocultar su emoción y con el fondo del himno de su país, Mariana dejó escapar las lágrimas mezcladas con su angelical sonrisa, celebrando su segundo oro olímpico para convertirse en la mujer más importante del deporte colombiano en toda la historia.,

Frente a una tribuna totalmente pintada de amarillo, la doble medallista dorada de Colombia, besó la medalla, la ofreció a su público y le dijo al país que “ Esto es de toda Colombia”.

De manera invicta repitió su triunfo, como hace cuatro años en Londres, luego de ganar todas las carreras en las que tomó parte, desde la clasificación, hasta la serie final cuando elevó al cielo la bicicleta que la llevó a la gloria del oro.

“Ya van dos veces y es una cosa de locos. Me sentía como en casa, más que en Medellín, me lleno de mucha energía. Vuelve y se repite”, dijo con respiración entrecortada, segundos después de la victoria que celebró ruidosamente toda Colombia haciendo eco desde la tribuna del complejo Deodoro en Rio de Janeiro, hasta el más apartado rincón de la patria.

Le mostró a la televisión del mundo el tatuaje de unas alas grabado en la parte lateral de su estómago, cuando todavía celebrada su reciente victoria. “ Perdón mamá “, dijo, anunciándo que ni sus padres estaban enterados de su osadía, similar a la que aprendió en casa cuando desde muy chica se lanzó por las escarpadas ondulaciones que la llevaron a ser la mejor del mundo en el exigente mundo del bicicross.

Con sus 18 títulos del mundo y sus dos medallas olímpicas, no cabe duda que la chiquilla consentida del veterano y experimentado automovilista Carlos Mario Pajón, es la figura más importante del deporte colombiano en toda su historia.

Pocos minutos después y en medio de otra loca carrea que se definió en un fotofinish, Carlos Alberto Ramírez hacia suyo el bronce olímpico en la competencia masculina, repitiendo la historia de hace cuatro años cuando el BMX entregó oro y Bronce.

ASI ES MARIANA PAJÓN

Después de su triunfo en Londres, concedió cientos de entrevistas a los medios de comunicación. A continuación, un recuento de las más importantes respuestas que concedió a  diferentes medios de Colombia y el mundo y que hoy tienen notable actualidad.

“Soy una persona muy responsable, perfeccionista, alegre al 100 por ciento, siempre con una sonrisa para todos, siempre pensando positivo, muy femenina y dando siempre lo mejor de ella en todo, en lo que se le atraviese en la vida”.

El significado de su familia

Todo. Mi familia es mi mayor tesoro, mi mayor oro son ellos. Si hubiera sido por mí y si la organización hubiera dejado, todos se hubieran montado conmigo al podio en Londres, porque han sido fundamentales en mi carrea, en mis éxitos, no solo en el deporte, sino que formaron a una persona de bien, luchadora.

Que piensa de su padre

Él es mi papá, es la persona a la que siempre quise imitar, es mi héroe; es una persona alegre, es el niño de la casa aún, juega conmigo todavía porque ni siquiera es capaz de regañarme porque se muere de risa. Es mi gran amigo, mi confidente.

Y Claudia

También es gran parte de mí… mi madre es mi heroína, una persona ejemplar a la que también imité. De carácter, sabe para dónde va; es admirable porque ella superó muchas cosas difíciles, es grandiosa, sacó lo bueno y así quiero ser yo.

Siempre risas

Sí, a todo. Hasta a las caídas les saco la parte buena. Estar con mi familia me hace feliz, con ellos estoy plena, son mi todo. Con mis amigos y un buen chiste, un buen comentario. Yo me río por todo.

Su sensibilidad

Sí, soy sentimental… mejor dicho, soy llorona (Risas). Por injusticias, por no poder ayudar o hacer algo en algunas situaciones. Ver niños en difíciles situaciones, eso me afecta mucho. La injusticia me da duro. Cuando hago una obra de caridad, ayudando a los necesitados –sobre todo los niños— no me aguanto, se me salen las lágrimas. Incluso la gente me dice ‘no lloraste por la medalla y acá sí…’. Ver a un niño en dificultades me parte el corazón, lloro de una.

Que se siente arriba del podio

Es algo indescriptible. Cuando subí fue una emoción gigante. Yo no tenía planeado saltar y lo hice, rompí el protocolo (risas). Escuchar tu nombre, que te digan la campeona olímpica, es increíble. Es como si te pusieran todos los esfuerzos de la vida encima. Es la medalla más pesada, pero a mí en ese momento no me pesó nada, solo quería disfrutar. Era como si estuviera flotando en el aire. Estaba feliz por mí y por mi país.

Diversiones?

Salir a comer a restaurantes. Soy amante del cine, me encanta. Lo que se me atraviese, la película que me digan que es buena, voy y me la veo. Y eso sí, lo que más me gusta del cine son las crispetas, como muchas.

Dietas

Nooo, la verdad no. Como dulces, me encantan y me doy gusto pero como bien y me cuido. También me encantan los helados, ufff son lo máximo.

La vida corriente

Yo escogí una vida diferente desde muy pequeña. Me gusta salir con ellos a comer, a cine. Pero no me gusta mucho la rumba, no me gusta mucho bailar. Sé bailar pero no me atrae mucho. Me gusta estar con ellos, reírme, no me gusta trasnochar porque me da mucho sueño. Me gusta llegar temprano a la casa, me arreglo y estar con los míos. Me fascina meterme a la cama con mis papás a ver televisión, me encanta. Aún lo hago hasta que me echan.

No hay comentarios

Dejar respuesta